Sólo quiero decir gracias. Gracias por no ser una simple academia, por querer ir más allá, por recordar lo que realmente importa, por ser tan completos, tan docentes y tan profesionales. Una academia que te ayuda a resolver cualquier problema que se presente, y siempre haciéndolo con la mayor dedicación posible. AMIR me ha demostrado que si quieres, puedes.