Trato personalizado, material interactivo, plataforma moderna, excelente tutores y docentes son algunas de las cualidades de este curso. Pero lo que más me ha impresionado es el seguimiento e interés que tienen después que terminas el curso (idoctus, convalidar a master, etc.). AMIR no es un curso más del montón, es una gran familia de la que ya soy parte, y eso que fui alumno distancia. ¡Gracias por el trato! ¡Nunca cambien!