Otros

Mañana 25 de enero tendrá lugar el examen #MIR, meta final para miles de aspirantes a una de las plazas MIR ofertadas por el Ministerio de Sanidad.  Para evitar una mala pasada, es importante planificar y tener una sistemática estructurada de lo que sucederá el día de antes del MIR y de lo que no podemos olvidar el propio día del MIR.  ¿Qué debo llevar al examen? y ¿cómo puedo gestionar los nervios? Son probablemente dos de las preguntas más frecuentes de los opositores.

Aunque lo más importante que hay que llevar al examen es el esfuerzo acumulado durante todos los meses de trabajo previo, desde AMIR os explicamos que hay una lista de mínimos que no pueden faltar para presentarse al próximo examen MIR.

1. Descanso

Es fundamental que el opositor sea capaz de generar un clima de calma, confianza y concentración. Para ello, se recomienda un descanso acumulado de 24 horas antes del examen. No son recomendables los “atracones” de última hora, ni los “repasos del día de antes”. Te invitamos a cerrar el último manual de estudio el viernes previo al MIR a las 15:00 h y dedicar 24 horas al descanso estructurado. Es muy importante que este descanso esté planificado, siendo recomendables actividades al aire libre y acompañado de otra gente (preferiblemente no relacionadas con el ámbito opositor) que nos ayuden a evadirnos y realizar un descanso activo.

2. Confianza 

Es normal que tengas dudas, una buena preparación hace que te cuestiones las cosas y seas consciente de la dificultad de esta prueba, usa esta consciencia a tu favor, y no en tu contra. Confía en ti, solo compites contra ti mismo. Si en el MIR tienes nervios, recuerda que son un estado fisiológico normal ante tan importante prueba, y utiliza esta “activación” a tu favor. Intenta concentrarte en algo que te permita volver a tu examen, y usar toda esta energía para aumentar tu concentración.

3. Tiempo

No puedes hacer el examen si no llegas a tiempo, y aunque parezca una perogrullada todos los años vemos situaciones incómodas donde algún alumno llega justo de tiempo. Te recomendamos que para evitar sustos de última hora estés al menos 1 hora antes del examen, es decir, a las 15.00 en la puerta del aula.

4.  Para entrar al examen: DNI y pasaporte

El único documento que van a solicitarte en el llamamiento al aula (que tiene lugar a las 15.30 horas), es el DNI o pasaporte. Por ello cambia esa “o” por una “y”, y lleva ambos, a poder ser en lugares separados, nunca sabes lo que puede pasar, y si pierdes uno, que tengas el otro. Este es el único requisito INDISPISPENSABLE para entrar al examen. Recuerda: DNI y pasaporte.

5. Material de examen (A poder ser, llévalo por duplicado) 

– Bolígrafos: de los cómodos y de los que más te gusten, pero recuerda, lleva varios
– Reloj: que no sea digital, que sea de manecillas. Si estás acostumbrado a un reloj digital, lleva por si acaso de manecillas. En el MIR no están permitidos los dispositivos electrónicos
– Si las necesitas, gafas.
– Clips: a veces la plantilla de respuestas autocopiativa corre el riesgo de moverse, ponle 4 clips, 2 en la parte superior y 2 en la inferior para asegurarte de que no se mueve las hojas y cada respuesta va a su sitio
– Grapadora y sus grapas: el MIR a veces no viene grapado, llévala para grapar el examen si fuera necesario y hacer su manejo más cómo durante la prueba
– Tapones: tanto si los usas como si no, llévalos por si acaso, si excepcionalmente los necesitaras, son fáciles de portar y no restan.
– Comida y bebida:  4 horas son muy largas, y un golpe de energía rápida siempre puede ayudarte.

6. Suerte y calma 

Siempre puedes llevar algún amuleto que te de suerte, pero la suerte la pones tú, y todo el esfuerzo que llevas acumulado. Sé tu propia suerte, y da el mejor MIR que llevas dentro.

#VamosaReventarElMIR


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

uno × uno =

Publicar comentario